Una escuela emocionalmente inteligente

El Colegio Fuenlabrada concibió un Plan para hacer de nuestro centro educativo una  ESCUELA EMOCIONALMENTE INTELIGENTE que se ajustase a los siguientes rasgos: 

  1. La convivencia armónica constituye su principal objetivo.
  2. Las relaciones interpersonales en la comunidad educativa se asientan sobre el respeto, afecto y consideración.
  3. Sus señas de identidad: conocer y conocerse, aceptar y aceptarse, respetar y respetarse, querer y quererse y potenciar y potenciarse.
  4. Se trabaja la autonomía para que se llegue  a un realista conocimiento de si mismo   y de los demás sin dependencias ni ataduras de ningún tipo.
  5. Fomenta el ponerse metas y encontrar en ellas la motivación para su logro.
  6. El percibir, expresar, comprender y gestionar nuestras emociones y las de  los  demás es tarea diaria y continuada.
  7. El desarrollo integral e integrador de la persona persigue su éxito y felicidad.
  8. Utiliza lenguaje positivo, destaca fortalezas y espera siempre lo mejor de  cada cual, su autenticidad.
  9. Los conflictos se aceptan y se tratan con dialogo, comprensión y mediación.
  10. Busca siempre la cooperación y se aprende con trabajo cooperativo y metodologías alternativas.
  11. Existe complicidad entre familia y colegio para la alfabetización emocional.
  12. Genera una positiva, alegre y confiada actitud ante la vida.
  13.  Valora el retraso de necesidades, parar los pensamientos negativos, el sentido del humor y prevenir las consecuencias de una mala gestión de nuestras emociones.
  14. Captar las necesidades de lo que me rodean, ponerse en el lugar del otro, evitar juicios/descalificaciones/comparaciones y estar abierto a unas amplias redes sociales es tarea habitual de todos y para todos.
  15. Se prepara en la tolerancia a la frustración y se desarrolla resistencia ante ella   y sus diversas manifestaciones.